<

Tomar 2 o 3 tazas de café al día reduce riesgos cardíacos

Contrario a lo que históricamente muchos han pensado, tomar dos o tres tazas de café al día podría reducir los riesgos de sufrir de enfermedades cardíacas. 

Y esto, mis queridos coffee lovers, no lo digo yo, no. Esta información la ha revelado un grupo de investigadores del American College of Cardiology en un estudio publicado recientemente. 

“Tomar café, en particular dos o tres tazas al día, no solo se asocia con un menor riesgo de enfermedades cardíacas y ritmos cardíacos peligrosos, sino también con una vida más prolongada”, afirman los investigadores en el estudio presentado en la 71ª Sesión Científica Anual del Colegio Americano de Cardiología.

Mayor beneficio 

La investigación incluyó datos de 382,535 personas de 57 años de edad en promedio sin aparentes enfermedades cardíacas  durante un periodo de 10 años.

“En general, tomar dos o tres tazas de café al día se asoció con el mayor beneficio, lo que se tradujo en un 10 % – 15 % menos de riesgo de desarrollar enfermedad coronaria, insuficiencia cardíaca, problemas del ritmo cardíaco o morir por cualquier motivo”, asegura la investigación.

El grupo de investigadores revelaron, además, que “el riesgo de accidente cerebrovascular o muerte relacionada con el corazón fue más bajo entre las personas que bebían una taza de café al día”.

La investigación establece que el beneficio máximo se observó entre las personas que bebían de dos a tres tazas de café al día y se observó un beneficio menor entre las que bebían menos.

El café no hace daño 

Los investigadores hicieron un segundo estudio, pero este con 34,279 personas que tenían algún tipo de enfermedad cardiovascular al inicio del estudio.

Este segundo estudio reveló que “la ingesta de café de dos a tres tazas al día está asociada con menores probabilidades de morir en comparación con no tomar café”. 

Destaca que el consumo de cualquier cantidad de café no se asoció con un mayor riesgo de problemas del ritmo cardíaco, incluida la fibrilación auricular (AFib) o el aleteo auricular.

Ya ustedes saben, mis queridos coffee lovers, tenemos un motivo más para disfrutar de varias tazas de café todos los días.