<

¿Qué diferencia a los cafés de especialidad, gourmet, artesanal y comercial?

Cuando compramos un café, siempre es vital saber qué estamos tomando.

Es un hecho confirmado: nosotros los coffeelovers cada día nos volvernos más exigentes en nuestra búsqueda de encontrar un café que complazca nuestro paladar.

En estos afanes, ya hemos aprendido que, por su estricto control en el cultivo y los altos estándares de calidad, el café de especialidad lleva la delantera, por brindarnos un sabor distintivo en la taza.

Entonces, mis queridos coffeelovers, debemos saber que, cuando compramos un café, es de suma importancia que sepamos qué estamos tomando.

Características de cada café 

Es por eso que, el objetivo de hoy es darles las herramientas para que ustedes puedan diferenciar entre un café de especialidad, gourmet, artesanal y comercial.

Alvin Ureña, tostador de café Cigüita

A menudo, muchos de nosotros solemos confundir el café gourmet con el de especialidad.

Pero, aunque los dos van de la mano, el café de especialidad tiene características muy distintivas.

Para ayudarnos a entender cualquier duda acerca de estas diferencias, en lamejorhora.com nos hemos valido del buen refuerzo de Alvin Ureña, tostador de Cigüita, café de especialidad y gourmet de República Dominicana.

Café de especialidad

Un café de especialidad es aquel que no presenta defectos y tiene un sabor distintivo en la taza.

Por ejemplo, una particularidad del café de especialidad es que, luego de haber sido evaluado por catadores certificados, debe tener una puntuación superior a los 80 puntos en una escala de 100, en cuanto a defectos en el grano.

Según nos explica Alvin, el café de especialidad cumple con todos los procesos de lugar exigidos por la Specialty Coffee Association (SCA) tales como: los métodos de selección de los mejores granos de la cosecha, proceso de secado, despulpado y la altura óptima.

El café de especialidad debe ser 100% de variedad arábica, tener un cuidadoso proceso desde que el café se siembra hasta que llegue a la taza y los granos deben ser recolectados en su punto óptimo de madurez.

Café gourmet

Sin embargo, Alvin nos aclara que el café gourmet lleva un proceso igual de riguroso, pero, a diferencia del de especialidad, la selección de los granos no es tan estrictas.

O sea, se permiten más defectos, como el tamaño, la forma del grano, pero aún, el proceso de altura, de secado, despergaminado es muy parecido al de especialidad.

Otra diferencia entre el café gourmet y el de especialidad es el aspecto económico.

En tal sentido, el tostador de Cigüita destaca que el quintal de café gourmet es menos costoso que el de especialidad.

Esto, según nos explica, es debido al proceso que lleva en finca el café de especialidad, el cual implica más dinero.

Algo que tienen en común el café gourmet y el de especialidad es que, en ambos paquetes, el productor te específica de dónde es el café, su origen, su perfil de tueste, fecha de tostado, su altitud, forma de secado, almacenamiento, etc., explica Ureña.

En el caso de Cigüita, comercializan tres cafés diferentes, uno de especialidad y dos gourmets (light y dark).

 Café artesanal

Y aquí viene lo interesante…

De acuerdo con lo que nos cuenta Alvin, el gourmet y el de especialidad son cafés artesanales. No se preocupen, que ahora mismo él nos explicará esto con más detalles, mis coffeelovers.

Al igual que con los dos cafés anteriores, con el artesanal hay que asegurarse acerca de la calidad de la cosecha. Es por esto que, para poder sacar el mejor provecho, se realiza una selección mano a mano de los granos verdes.

Asimismo, con el café artesanal se está pendiente de todo el proceso, y se evita lo más que se pueda la presencia de máquinas.

En definitiva, manifiesta Ureña, lo que hace artesanal al café es que el proceso de llenado y empacado se realiza a mano.

Es decir, “tanto el gourmet como el de especialidad son cafés artesanales, por el simple hecho de que no se realizan con una mega industria, con todo tipo de maquinarías trabajando. Eso ya lo hace un café artesanal”, afirma Alvin.

Es más, “me atrevería a decir, que casi todos los que hacemos café de especialidad somos artesanos y hacemos café artesanal, porque llevamos un control del proceso, con la ausencia lo más que se pueda de maquinarias”, indica el experto.

Café comercial

Pero ¿ustedes saben qué es lo primero que nos lleva a identificar un café comercial de los demás del mercado? ¿Adivinen qué? El precio.

Alvin nos dice que la primera señal es que el café comercial es más barato que los demás.

Claro está, nos específica, que esto se debe a su calidad en finca.  Con el café comercial no se usan la mejor parte de la cosecha ni los mejores granos.

De hecho, un café comercial emplea granos defectuosos, mezcla las especies de robusta y arábica, no cumple con parámetros de calidad, según establece primerocafe.com.

En su empaque no especifica datos de origen, finca, tueste, proceso, variedad, altura, notas de cata, fecha de tueste, ni ningún dato que guíe tu experiencia cafetera.  Generalmente, suele ser un café amargo.

Y, precisamente, coffeelovers, esta es la misión que juntos tenemos: tratar de educar a todos acerca de la gran calidad de nuestro café local.

¡Hasta la próxima colada!