<

Postres de café para deleitar el paladar

Ya estamos en primavera, una de las estaciones más hermosa del  año,  pues, para mí representa una oportunidad de cambio,  renacer y festejo.

El colorido de la primavera, las flores, las hojas de los arboles cayendo y, sobre todo, la temperatura  que empieza a calentarse, son las excusas perfectas para elaborar riquísimos  y refrescantes postres de café.

Así que, hoy, mis coffe lovers, en lamejorhora.com le  damos  la bienvenida a la primavera con tres recetas  de postres fáciles  y deliciosos elaborados con café.

Estas recetas nos confirman que los sabores del café son tan irresistibles que no solo lo podemos  disfrutar en una taza.

Tiramisú casero

Y si vamos a hablar de postres elaborados con café, definitivamente, debemos empezar con uno de los más famosos de todo el mundo: el tiramisú.

Este postre frio, de origen italiano, es  fácil de preparar, pero, les advierto, que para poder ser servido conlleva un tiempo de 24 a 48 horas de espera.

Ingredientes

  • Dos claras de huevo
  • Cuatro  yemas
  • 100 gr. de azúcar
  • 400 gr. de queso mascarpone
  • 200 gr. de bizcochos de soletilla
  • 175 ml. café
  • 200 gr. de chocolate negro
  • Cacao en polvo para espolvorear o  chocolate rallado
  • Licor al gusto

Preparación

Empecemos preparando el café de nuestra preferencia, déjalo enfriar  y resérvalo.  .

Bate las claras de huevo en un bol, hasta montarla a punto de nieve. ¿Cómo sabemos que está a punto de nieve?, pues, cuando  la mezcla de clara de huevo, con una pizca de sal, queda firme y se forman picos en las varillas de la batidora.

Para la crema del tiramisú

Hasta conseguir una mezcla espumosa, en otro bol, bate las yemas de huevos con el azúcar. Luego,  sin parar de batir añádele poco a poco  el queso mascarpone y las claras montadas a punto de nieve.

En un molde, vamos a montar las capas con el bizcocho de soletilla y lo vamos a empapar bien con el café que hemos preparado. Después ponemos un poco de brandy, amaretto o un licor que nos guste.

Procedemos  a cubrir la capa de bizcochos de soletilla con la crema mascarpone y vamos a espolvorear con chocolate negro rallado o con cacao en polvo.

Montamos otra capa de bizcochos de soletilla, bañándolo con café y brandy, le echamos de nuevo la crema de queso mascarpone y,  finalmente, espolvoreamos la capa con el cacao en polvo.

Dejamos reposar en la nevera mínimo tres horas, pero lo recomendable  es dejarlo de un día para otro ya que la crema adquiere más consistencia.

Cheesecake con moca

¿Qué vas a necesitar?

  • Ocho  onzas de queso crema a temperatura ambiente
  • 1/4 taza de azúcar granulado
  • Dos cucharaditas de café soluble (instantáneo), disuelto en 1 cucharada de agua caliente
  • Dos cucharaditas de vainilla
  • Seis onzas de trocitos de chocolate semidulces
  • Una taza de crema espesa para batir, batido a punto de nieve
  • Una corteza preparada de 6 onzas de chocolate

Preparación

Este postre es delicioso y  también súper fácil, solo tienes que  batir en un tazón grande, hasta que quede cremoso, el queso crema, azúcar, el café disuelto y la vainilla.

En el microondas, derrite los trocitos de chocolate, luego  agrégalo a la mezcla de queso crema y mézclalo bien.

Incorpora la crema batida suavemente a la mezcla anterior,  echa la corteza de chocolate.

Y, finalmente, refrigéralo por lo menos  tres (3) horas o hasta que cuaje.

Flan de café

Este postre no es nuevo para nosotros, ya lo hemos preparado antes. Pero  como me encanta tanto por delicioso y, sobre todo, porque su preparación es sin muchas complicaciones, y con pocos ingredientes, aquí te lo traemos de nuevo.

¿Qué vas a necesitar?

  • Una lata grande de leche evaporada
  • Una lata pequeña de leche condesada
  • Dos huevos
  • 20 gramos de café soluble (instantáneo) tipo capuchino, que equivale a un sobre.
  • Para el almíbar: media taza de agua y tres cucharadas de azúcar blanca o crema.

¿Cómo prepararlo?

Vas a licuar todos los ingredientes: las dos leches, huevos y café soluble.

Antes de echar esa mezcla en la olla, vas a preparar en un sartén un almíbar con media taza de agua y tres cucharadas de azúcar, la dejas cocinar a fuego lento hasta que tenga consistencia y color.

Luego de que esté listo el almíbar, la echas en el fondo de la olla y luego de unos segundos, vacías la primera mezcla, y listo.

Este postre lo preparamos en baño María, que no es más que colocar el envase que tiene la mezcla dentro de otra olla con agua, para que se cocine a través del agua caliente y no directamente con el fuego.

Ya con la mezcla lista, la llevamos al horno por una hora, pero ese tiempo puede depender de cómo cocine tu estufa.

Por eso es bueno que lo verifiques antes de la hora entrándole un cuchillito o palito, si sale limpio ya está.

Fuera del horno, lo dejas enfriar unos minutos para luego vaciarlo en un plato llano.

Finalmente, lo decoras a tu gusto y lo llevas a la nevera.

¡Hasta la próxima colada!