<

¿Por qué elegir café en granos en lugar del molido?

Para tener una experiencia cafetera completa en casa es vital comprar un café de calidad.

“Tú si coges lucha para tomarte una taza de café”, me dicen algunos cuando ven el ritual que hago para preparar mi cafecito en casa. Algunos piensan así porque ordeno café en granos fresco, lo muelo cada vez que voy a preparar una cafetera y lo sirvo como si fuera para una reina.

Pero, lo cierto, es que para mí preparar café es un ritual que disfruto al máximo, lo que me permite vivir una experiencia en cada taza.

Sí, porque seamos honestos, el café nos hace viajar a tiempos y lugares, por más lejos que sean.

Por eso, en nuestra recomendación de hoy vamos a hablar de algunas de las razones que me han hecho elegir el café en grano en lugar del molido cuando voy a comprarlo.

1. Mejor taza y más calidad: La calidad y las propiedades se conservan mucho más en un café en grano que en el molido. Las propiedades que pierde el molido en minutos, el grano se toma semanas.

El café en grano te da una sabrosa taza de café, con sabor a campo, que te permite vivir una experiencia, además, puedes saborear mejor las diferentes notas que contiene el café.

Claro, eso sin hablar de la fragancia que destila el café cuando se muele. Ese olor es indescriptible, algo que debes vivir para entenderlo.

2. Mayor frescura: Sin duda alguna, comprar el café en granos permite que la frescura del mismo se mantenga por mayor tiempo.

Cuando el grano se muele se destruye su estructura física, lo que provoca que el café empiece a oxidarse más rápido que cuando está en grano.

Imagínate, comprar un café molido hace tres o cuatro meses… Lógicamente la fragancia, el aroma ni sabor del café serán los deseados.

Pero, claro, esto no quiere decir que el café en grano no pierde propiedades, sí, lo hace, pero en velocidad mucho más reducida que el molido.

Por eso, es vital que te fijes en la fecha de empaque, mientras más cerca lo consumas, más propiedades tendrá el café.

3. Moler acorde al método: Un aspecto muy importante es que moler el café justo antes de prepararlo te permite dejar el grano con una textura que vaya con tu greca o cafetera.

Es decir, si en tu casa usas diferentes métodos de preparación (cafetera italiana, prensa francesa, aeropress, chemex, etc) puedes usar la molienda correcta para cada una.

Pero ojo, no podemos moler por moler. Si vas a comprar café en grano para molerlo para una semana, es mejor que no gastes dinero y tiempo, y lo compres molido.

Lo importante de todo este proceso es molerlo justo antes de preparar el café, para que tenga el sabor y la calidad que desees.

Claro, también es de vital importancia comprar un buen café, si es de especialidad, mucho mejor, para que la experiencia sea completa.

¡Nos leemos en la próxima!