<

Los cafés más caros del mundo salen de la caca de dos animales

Esos cafés se llaman Black Ivory Coffee y Kopi Luwak.

Ya lo hemos hablado antes… Si algo tenemos en común los coffeelovers es que siempre andamos explorando nuevos sabores.

Pero, en la búsqueda de descubrirlos, ¿cuánto estamos dispuestos a pagar por darnos el lujo de saborear una exclusiva y exótica taza de café? Aquí lo vamos a determinar…

Les cuento que, irónicamente, los cafés catalogados como los más caros del mundo salen, nada más y nada menos, que de excrementos de dos animales: el elefante y la civeta.

Sí, mis queridos coffeelovers, de la caca. ¡Qué cosa más extraña!, ¿verdad?

Black Ivory Coffee 

Uno de ellos es el llamado Black Ivory Coffee, una variedad de café elaborada con heces de elefantes, creada exclusivamente en Tailandia con café arábica tailandés, que una taza te puede costar más de 75 dólares.

En su página oficial, blackivorycoffee.com, nos encontramos con la excentricidad que una bolsa de una libra de 13 paquetes de su café vale $1,100 dólares

En lamejorhora.com también hicimos una búsqueda en Amazon, y ahí el paquete de 1.2 onzas cuesta US$ 120 y la bolsa de 3.6 onzas US$300.

Kopi Luwak

Por otro lado, está el Kopi Luwak, un café procedente de Indonesia, que se adquiere de las heces de la civeta, un mamífero carnívoro de Asia y África de cola larga y patas cortas.

Este lujito no es menos caro, pues en Estados Unidos una taza de Kopi Luwak ronda entre los 75-90 dólares.

Mientras una bolsa de 3 a 7 onzas en Amazon oscila entre 64 y 108 dólares, respectivamente.

¿Cómo es el proceso?

El proceso que se sigue para obtener el café del excremento de ambos animales es similar.

Estas exóticas variedades de café, que según los expertos tienen un sabor único e inconfundible, se producen cuando estos animales ingieren los granos, que se fermentan dentro de sus aparatos digestivos,  para  luego devolverlos a través de la excreción.

Por ejemplo, de acuerdo con los expertos, son los jugos gástricos de las civetas y elefantes los encargados de fermentar el grano de café maduro, ya ingerido por los animales, y darle un nuevo sabor.

Las civetas son mamíferos de Asia y África

“Las enzimas (de las civetas) rompen las proteínas que lo hacen tradicionalmente amargo y lo vuelven más dulzón”, indica el periódico Cubadebate.

Los sabores 

El medio cubano reseña que, una vez recolectados, los granos de café son lavados y tostados sólo ligeramente, para no estropear los complejos sabores que se han desarrollado durante el proceso digestivo.

Pero para el precursor del Black Ivory Coffee, el canadiense Blake Dinkin, el proceso ha sido un tanto más complicado.

“Al principio creí que dándoles de comer sólo granos a los elefantes conseguiría un buen café. Pero era imposible beberlo. Necesité nueve años para conseguir lo que realmente buscaba”, explicó el creador en una entrevista.

Durante dicho proceso, el café expulsa de manera natural su amargo sabor, dando como resultado un ingrediente mucho más agradable y sabroso para el consumidor, aseguran varias publicaciones especializadas.

Estos elefentes necesitan buena alimentación.

Además, que el café adquiere el sabor del resto de alimentos que come el elefante, como hierbas y plantas del entorno, señalan.

¿Por qué tan caro?

Queridos coffeelovers, yo sé que, ustedes se estarán preguntando: pero si el Black Ivory Coffee y el Kopi Luwak salen de la caca del elefante y la civeta, respectivamente, ¿por qué esos cafés son tan exageradamente caros?

He aquí la respuesta a su interrogante.

Lo que pasa es que, a pesar de que sale de la caca, la producción de ambos es sumamente lenta.

Muestra de lo complicada que es la recolección del Kopi Luwak, que se realiza completamente manual y artesanal, es que sólo se producen entre 200 a 500 kilos por año.

Pero, les tengo buenas noticias: si se dan un viajecito por las islas de Indonesia, donde se produce, este café se encuentra a un precio mucho más bajo. Pedir una taza, por ejemplo, en Bali, puede costar alrededor de 4 euros.

De igual manera, pasa con el Black Ivory Coffee. Para producir un kilo de café se necesita que los elefantes ingieran un total de 33 kilos por ejemplar.

Una demora que, según los reportes, no ha afectado a la popularidad del llamado oro negro.

La gallina de los huevos de oro

Hasta aquí todo suena bien. Hemos hablado de la exclusividad, el glamour y los sabores inconfundibles que envuelven los cafés más caros del mundo.

Pero, recuerdan ustedes la fábula de la gallina de los huevos de oro, aquí se aplica perfectamente.

Les explico, al principio, para las civetas los augurios del comercio del café eran buenos.

Y es que el animal era considerado como una plaga para la agricultura, pero el crecimiento de la industria del Kopi Luwak animó a la gente de la zona a proteger a las criaturas gracias a su valioso estiércol.

Como este café ha ganado popularidad, han querido matar a la gallina de los huevos de oro.

Hoy en día, las civetas se encuentran confinadas en jaulas insalubres en las plantaciones de café, alimentándolas con cualquier tipo de grano que hace que la calidad del producto disminuya.

Pero lo más preocupante de todo esto, según las evaluaciones realizadas por los científicos de la Unidad de Investigación de la Universidad de Oxford, es el suelo de alambre sobre el que muchos de los animales tienen que vivir.

Los elefantes

En cambio, de acuerdo a las declaraciones del precursor del café tailandés Blake Dinkin, con el Black Ivory Coffee la situación es diferente.

Según indica Dinkin, en el sitio web cafeculturalaboratorio.com, los animales no solo son tratados de manera no cruel, sino que el 8 por ciento de las ganancias regresan a Golden Elephant Triangle Foundation, una organización de rescate a estos animales.

Además, a diferencia de lo que pasa con las civetas, Dinkin dice que la dieta del elefante es importante y que también deben tener la opción de no comerse las cerezas de café.

Después de haberte enterado de todo el proceso que envuelve la producción de los cafés más caros del mundo, realmente ¿creen, mis queridos coffeelovers, que vale la pena pagar tanto dinero por un producto que, posiblemente, para su fabricación se haya torturado y puesto en cautiverio de una forma cruel a animales?

¡Hasta la próxima colada!