<

La greca, la innovadora creación de un genio

El ingeniero italiano Alfonso Bialetti inventó la cafetera italiana.

Hoy, mis coffee lovers, vamos a empezar una serie de artículos acerca de esas personas que han impactado o innovado en el mundo del café.

Sí, esos seres divinos que con sus creaciones nos han ayudado a disfrutar de una manera más fácil, deliciosa y, hasta, más bonita y estética nuestra taza de café.

Y qué mejor manera de empezar, mis adorados coffee lovers, que con el  inventor del método más popular y tradicional en los hogares dominicanos: la cafetera italiana, mejor conocida como la greca.

La greca

Inspirado en el funcionamiento de una  antigua lavadora  conocida como “lessiveuse”, el ingeniero italiano Alfonso Bialetti inventó la greca.

En 1933, Bialetti veía que cuando en la lavadora de metal el agua hervía, salía por el tubo agua jabonosa vaporizada y se depositaba sobre la ropa, fue así como se imaginó un mecanismo similar para colar café.

Entonces, con esa idea, es cuando le solicita al inventor Luigi di Ponte que diseñara una máquina con esas características.

Originalmente, era de aluminio con las partes termoaislantes de baquelita, un plástico sintético resistente al calor, para poder tocarlas sin quemarse.

Ícono mundial

Desde entonces, Bialetti y su compañía se hicieron muy famosos por su invención del simple diseño.

Conocida por variados nombres: greca, moka, cafetera italiana o cafetera Bialetti, su fama ha llegado hasta el Libro Guinness de los récords mundiales, como la cafetera más popular del mundo.

Considerada un objeto de culto del diseño industrial,  ejemplares de la Moka están expuestos en museos como el MoMA de Nueva York y en la Trienal de Milán.

Evolución

Entre  los años 1934 y 1940, de la greca solo se produjeron 70 mil unidades, las cuales eran comercializadas por Alfonso en los mercados semanales de Piamonte, Italia.

Sin embargo, todo cambió. Gracias a su hijo Renato Bialetti, quien años más tarde lograría empujar comercialmente la cafetera.

En 1946, Renato determina que en la línea de productos Bialetti solo se produjera un producto: el Moka Express.

Pues, recordemos que en 1919,  la base original de la empresa Bialetti  era la de fabricar diferentes productos de aluminio.

Es así como en los años 50, esta decisión permitió a la empresa establecerse como uno de los principales fabricantes italianos de cafeteras.

Y en esta época, la greca alcanzó en el  2001 una  producción total de 220 millones de unidades; y, en el 2008, el número ha llegó a 330 millones.

Ah, mis adorados coffee lovers, se me olvidaba decirles, que otro de los ejemplares más especiales está en el cementerio de Casale Corte Cerro, en el Piamonte, Italia.

Allí, en una greca, convertida en una especie de féretro, descansan las cenizas de Renato, quién, antes de morir, en 2016, expresó su voluntad de que lo incineraran y que depositaran sus cenizas  en una de sus cafeteras con el célebre logotipo de la caricatura.

Su padre e ideólogo de la greca, Alfonso Bialetti, murió muchos años antes, el 4 de marzo de 1970.

Legado

Además de ser un producto innovador, la moka se hizo muy conocida gracias a la agresiva campaña de marketing elaborada por Renato.

Las calles de Milan, Italia, se llenaron de vallas publicitarias,  la greca fue anunciada por la televisión e incluso crearon una estatua gigante de la cafetera moka espress, con el peculiar logotipo de la figura  del “Omino con i baffi” u “hombrecillo con bigote”, inspirado en Renato Bialetti,

Toda esta campaña publicitaria  fue una estrategia creada por Renato para combatir a los diseños imitadores, que ya se estaban infiltrando en el mercado. Pero, también, pieza clave para marcar  la popularidad de la Moka y la marca Bialetti .

Actualidad

En 1986, Renato Bialetti vendió la empresa a Faema. Luego la firma pasó a manos de otras familias.

Actualmente, muchos de los productos de Bialetti se fabrican en Rumanía y Turquía, sin embargo, la producción de las cafeteras Bialetti continúa afincada en Italia, donde han mantenido su diseño original.

Hoy en día, por su sencilla fabricación, precio asequible y facilidad de uso, la greca continúa siendo la preferida en el gusto de la mayoría de los coffee lovers.

¡Hasta la próxima colada!