<

El café se pone a fuego medio-bajo y no se deja hervir después que sube

Conoce algunos tips para mejorar tu experiencia cafetera

No hay nada que se disfrute tanto como una buena taza de café. Su importancia es tal, que ese simple hecho nos puede transportar a lugares y a tiempos distintos sin tener que salir de viaje.

Y, lo más seguro, te haya pasado en diferentes ocasiones que el café no te sale como esperabas, aun poniéndole todo el amor del mundo.

Muchas veces, tiene que ver con el ratio de preparación, que es la relación entre la cantidad del agua y el café que usamos.

Pero lo cierto es que, aunque colar o preparar café puede ser sencillo, hay aspectos muy relevantes que debemos tomar en cuenta para tener una buena taza de café al final del proceso.

Por eso, hoy vamos a hablarte de algunos tips que nos han resultado muy útiles para conseguir una buena experiencia en cada taza de café:

  1. Compramos café bien fresco y de calidad. Es importante consumir café que no tenga mucho tiempo de tostado, eso garantiza mayor frescura.
  2. Optamos por el café en grano, ya que molerlo justo antes de prepararlo hace que las propiedades se conserven mejor, y la experiencia es excelente.
  3. Colocamos el agua por debajo de la válvula del depósito de la greca.
  4. Echamos el café al ras en el embudo de la cafetera, nada de compactarlo ni de colocar otros productos que no sean café.
  5. Colocamos un poco de agua en el compartimento superior de la greca antes de llevarlo a la estufa, para que el impacto del caliente cuando suba el café no dañe el sabor.
  6. Ponemos el café a fuego medio-bajo, por debajo de la greca.
  7. Lo apagamos luego de que la greca esté por la mitad, no dejarlo que tire las últimas “burbujitas” ni que hierva, pues eso daña el sabor.
  8. Finalmente, servirlo en una hermosa bandeja, pues eso provoca que la experiencia se disfrute mejor.
  9. No guardes tu greca mojada y asegúrate siempre de que esté bien limpia.

¡Nos leemos en la próxima!