<

Deleita tu paladar con un sabroso flan de café

Este postre es súper fácil de preparar y vas a necesitar pocos ingredientes.

Nuestro paladar disfrutó de un exquisito flan de café que nos dejó con deseos de comer más. Y es que los sabores y aroma del café son tan ricos que no solo se disfrutan en una taza…

Este postre quedó riquísimo, con una textura suave y con ese delicioso gustillo a café, que te deja un largo regusto.

Y lo divertido es que puedes preparar este flan de café súper rápido, sin complicaciones, y con pocos ingredientes.

¿Qué vas a necesitar para el flan de café?

  • Una lata grande de leche evaporada
  • Una lata pequeña de leche condesada
  • Dos huevos
  • 20 gramos de café soluble (instantáneo) tipo capuchino, que equivale a un sobre.
  • Para el almíbar: media taza de agua y tres cucharadas de azúcar blanca o crema.

¿Cómo preparas el flan de café?

Súper fácil. Vas a licuar todos los ingredientes: las dos leches, huevos y café soluble.
Antes de echar esa mezcla en la olla, vas a preparar en un sartén un almíbar con media taza de agua y tres cucharadas de azúcar, la dejas cocinar a fuego lento hasta que tenga consistencia y color.
Luego de que esté lista el almíbar, la echas en el fondo de la olla y luego de unos segundos, vacías la primera mezcla, y listo.
Este postre lo preparamos en baño María, que no es más que colocar el envase que tiene la mezcla dentro de otra olla con agua, para que se cocine a través del agua caliente y no directamente con el fuego.
Ya con la mezcla lista, la llevamos al horno por una hora, pero ese tiempo puede depender de cómo cocine tu estufa.
Por eso es bueno que lo verifiques antes de la hora entrándole un cuchillito o palito, si sale limpio ya está.
Fuera del horno, lo dejas enfriar unos minutos para luego vaciarlo en un plato llano.
Finalmente, lo decoras a tu gusto y lo llevas a la nevera.
Y a disfrutar de un sabroso flan de café preparado en casa.

¡Nos leemos en la próxima delicia!