<

¿Cuál es la diferencia entre fragancia y aroma del café?

Para conservar el aroma del café debes tener pendiente que el café esté recién tostado y recién molido.

Además del sabor, para un buen cafetero no existe nada más irresistible que disfrutar del delicioso olor que emana el café.

No importa si el café está colado, en grano o recién molido, ese agradable olor nos deleita y envuelve.

Pero, realmente, mis coffee lovers, ¿ustedes saben  cuál es el término correcto para referirnos al olor del café?

Bueno, muchos de ustedes dirán: “fácil, aroma”, en cambio, otros  de ustedes responderán: “eso es la fragancia”.

Déjenme decirles que ambos están en lo correcto. Para referirnos al cautivador olor de café usamos dos términos: aroma y fragancia, pero, debemos tener bien claro que cada uno de ellos se refiere a conceptos un poco distinto.

¿Se me perdieron?, tranquilos, que les voy a aclarar.

Fragancia vs aroma

La fragancia: es el olor que desprende el café inmediatamente después de haberse molido.  O sea, todo lo que hueles cuando el café está seco sin ponerle agua.

Lo que nos permite reconocer propiedades naturales del cultivo, así como las que se desarrollaron en el proceso de tostión.

En cambio, desde el momento que ponemos agua encima de nuestro café, lo que sale de mi taza,  “ese olor que se puede percibir cuando el café tiene contacto con el agua y se fusiona”, es el aroma.

El aroma es lo que nos permite identificar  las notas  del café con olores afrutados, ahumados o dulces.

¿Cómo conservo los aromas del café?

Kim Ossenblok, autor del libro ¡Al grano! una guía para comprar, preparar y degustar el mejor café, recomienda comprar el café en grano.

“Para conservar el aroma del café debes tener pendiente que el café esté recién tostado y recién molido, o sea, es recomendable comprarlo en grano y molerlo al instante de la preparación”, indica.

Cuando compras café molido,  explica el autor, después de un par de semanas, los aromas ya se han ido.

Por su lado, Álvaro Lamas Godoy, especialista en café y cafeterías,  asegura que  “el mayor influenciador del aroma, fragancia y sabor es el tueste.

“Gracias al tueste tenemos sabor, aroma y fragancia”, afirma el autor del recetario «Cafetería para Todos».

¡Hasta la próxima colada!