<

¿El café claro o fuerte depende de la cantidad de agua?

Alvin Ureña, tostador de café Cigüita, nos habla sobre los diferentes tipos de tuestes del café y cómo influyen en la bebida final.

Todos nosotros, los coffeelovers, en algún momento hemos dicho que nos gusta el café claro, fuerte o un equilibrio entre ambos, sin tener una idea clara de lo que eso implica.

Y me explico… Generalmente, cuando solemos decir que preferimos el café fuerte, en la mayoría de los casos, nos referimos al ratio de preparación, es decir, a la relación de la cantidad de agua y café que preparamos.

De hecho, mami si el café es oscuro, me dice “yo le pongo más agua y menos café, y queda claro”.

Pero lo cierto es que cada método de preparación especifica la cantidad de agua y café que debemos agregar en cada uno de ellos, así como el tipo de molienda, para tener una taza perfecta.

Esto indica que, si colocamos más café y menos agua de la recomendada para que la bebida salga más fuerte, o viceversa, vas a dañar la experiencia final, pues el resultado no será el esperado.

Entonces, para evitar esas confusiones que, incluso, yo misma tuve antes de entrar a este maravilloso mundo, y disfrutar más nuestra bebida, hoy vamos a explorar qué implica que un café sea claro, fuerte o “ni muy claro, ni muy fuerte”, como solemos decir algunos.

Y es que cuando hablamos de café claro, medio y oscuro estamos haciendo referencia, quizás sin saberlo, al tipo de tueste del café.

Para tratar este apasionante tema, en lamejorhora.com conversamos con Alvin Ureña, tostador de Cigüita, café de especialidad de República Dominicana.

Pero antes de continuar, aclaremos ¿qué es el tueste del café?

Alvin nos explica que es el proceso mediante el cual exponen los granos de café verde a temperaturas elevadas de calor, llevando un control de tiempo y de fases, donde logran extraer los mayores nutrientes, transformando sus propiedades químicas y físicas. Es decir, el grano verde del café pasa a ser consumible.

Es durante el proceso de tostado que se trabaja la dulzura del café, aroma, acidez, cuerpo, amargura, así como el equilibrio entre esos factores.

Claro, esas características van a depender de quien tueste el café y del nivel de tostado.

Tipos de tostados

Alvin Ureña, tostador de café Cigüita

En efecto, Ureña nos señala que los tipos de tuestes que existen, de manera resumida, son: claros, medios y oscuros.

“Las características de cada uno van a depender siempre de los parámetros de la persona que tuesta y del origen del grano del café”, afirma el tostador de café Cigüita.

Aun así, generalmente, cada tueste de café suele brindar características diferentes en la taza:

El tueste claro: Se caracterizan por una acidez más pronunciada, contiene notas florales, afrutadas y herbales. Nos da una taza clara y suave.
El tueste medio: Este nos brindará en la taza un balance entre acidez, cuerpo (textura en la boca), dulzor y aromas. En este tueste los compuestos del sabor son más equilibrado que en el claro.
El tueste oscuro: En este es muy importante tener en cuenta que no se trata de un café quemado. Su color es marrón chocolate casi negro.  Generalmente, tiene notas a chocolate y cacao. Tiene una acidez baja, menos aromas, pero un sabor más fuerte y amargo. Es un café con poca cafeína.

No obstante, Alvin indica que los tuestes de café son innumerables, porque pueden existir varias combinaciones.

Por ejemplo, señala, puede haber un tueste claro, pero resaltando la acidez más que el dulzor; un tueste medio, donde haya un balance entre acidez y dulzor, o un tueste oscuro donde queramos resaltar solamente el dulzor.

¿Cómo influye en la bebida el nivel de tueste del café?

Aunque lograr una buena taza de café depende de muchos factores, el nivel de tueste es determinante, pues influye considerablemente en su aroma y sabor.

De hecho, el nivel del tueste influye tanto en la bebida final, que una persona puede tomar exactamente el mismo café, procesado en la misma finca, pero con tuestes distintos, uno claro y otro oscuro, y en el paladar sabrán totalmente diferentes, nos explica Alvin,

Y esto, resalta, es porque cada fase de desarrollo en el tostado del café busca objetivos diferentes.

“Y cambia aún más si usamos dos tipos de molienda y métodos diferentes”, indica Ureña. Sí, porque el nivel de molienda del café y los métodos de preparación también influyen.

Prosigue, y nos explica que, si en el tueste desarrolla más la fase de caramelización, el café será más dulce.

En cambio, si en el otro tueste reduce ese tiempo de caramelización y alarga la fase donde se desarrolla la acidez, tendríamos dos cafés iguales, que son procesados en la misma finca, pero con diferentes sabores y notas.

Balance entre cantidad de agua y café   

Un punto importante que destaca Alvin para sacar el mayor provecho a cada tipo de tostado es, precisamente, el ratio de preparación (relación de la cantidad de agua y café que usamos).

Y es que el tueste del café y el ratio van siempre de la mano, indica.

Por ejemplo, resalta Ureña, si a un tueste medio le pones muchísimo café y poca agua, va a saber más fuerte de lo que realmente es, cuando el objetivo de ese tostado no era ese.

Entonces, prosigue, si ya pagaste un precio más elevado por la calidad de ese café, lo ideal es que utilices el ratio adecuado para que el café te sepa lo mejor posible, y siempre tenga el mismo sabor.

Métodos de preparación 

En efecto, Alvin nos comenta que también hay métodos de preparación recomendados para cada tipo de tueste, que nos permite sacarle mayor provecho.

Por ejemplo, señala, los tuestes claros van muy bien con métodos como el Chemex, Hario V60, Kalita Wave, entre otros, ya que lo que buscamos es una taza limpia, consistente, y con un cuerpo medio.

Mientras que el tueste medio puede prepararse muy bien en moka (cafetera italiana o greca), así como en Chemex, Hario V60, prensa francesa y la brikka, que te permite un café con mucha crema y un sabor más consistente.

En cambio, afirma, los tuestes oscuros van muy bien con métodos como la máquina de espresso, el Delter Coffee Press y la moka, ya que lo que esperamos en taza es disfrutar la intensidad de ese tueste.

Recomendaciones

Como vemos, cuando hablamos de cafés claros, medios u oscuros no nos referimos exactamente a que debemos colocar más agua o menos café de lo recomendado.

No se trata de que si echo más agua me saldrá más claro… Es que si el café es de tueste oscuro la bebida final debe ser así.

Entonces, si eres de los que disfrutan más un café fuerte, lo recomendable es que compres un tueste oscuro y no inventes con la cantidad de agua y café.

En resumen, para tener un café claro, medio u oscuro, y poder disfrutarlo al máximo, debemos de tomar en cuenta el tipo de tueste, el ratio recomendado, el método de preparación que va acorde y el tipo de molienda que lleva la cafetera.

Así evitarás que ese café de tueste oscuro se le dañe el sabor que realmente debe tener.

Yo prefiero el tueste medio, y a ti, ¿cuál te gusta más?

¡Nos leemos en la próxima!