<

Conoce algunos trucos caseros para eliminar las manchas de café

El agua oxigenada es una de las opciones que nos puede ayudar a salvar nuestras piezas.

Al igual que para mí, yo sé que, para la mayoría de ustedes, mis queridos coffeelovers, tomarse una taza de café va siempre acompañado de un ritual. En mi caso, conlleva organizar una hermosa y delicada mesa, especialmente en el desayuno.

Les cuento que, este ceremonial nos lo tomamos muy en serio en mi familia, tanto que ha pasado de generación en generación.

En efecto, como mi esposo ya conoce mi ritual, quiso sorprenderme preparándome un rico desayuno, y mientras colocaba los alimentos en la mesa, muy apurado, debo decir, derramó la cafetera llena de café en mi mantel blanco recién comprado.

Y es que hay días realmente malos, pues lo peor de todo es que ya no teníamos más café en la despensa.

Sí, mis coffeelovers, ¿ustedes pueden imaginarlo? Esta es una situación que no se la deseo ni a mi peor enemigo.

Nosotros no teníamos idea de qué hacer para tratar de salvar mi hermoso mantel blanco, que en cuestión de segundos se le dibujó una mancha marrón parecida al mapa de Brasil.

Salvar el mantel

Evita que el café manche tu ropa.

Solo por intuición, rápidamente, intentamos absorber la mayor cantidad de café posible con una toalla de papel, presionándola contra la mancha.

Mientras mi esposo hábilmente lo hacía, a la par, yo recurrí al amigo fiel Google a ver que me recomendaba.

Para nuestra suerte, nos dijo que lo de intentar absorber con la toalla de papel estuvo bien, pero nos advirtió que no podíamos frotar, para evitar expandir la suciedad.

Y fue a partir de este accidente cafetero que decidí investigar más a profundidad sobre cómo eliminar las manchas de café en tela o ropa, por si les pasa a algunos de ustedes, sepan qué pueden hacer.

Vinagre blanco y yema de huevo

Algunas de mis fuentes consultadas, señalan que, si la prenda es de color blanca o el tejido es de lana, como fue mi caso, podemos optar por frotarle un poco de yema de huevo, que resulta eficaz, según afirman.

Pero, si tu ropa es oscura, se recomienda hacer una mezcla de partes iguales de alcohol, vinagre blanco y agua, y aplicarla sobre el área afectada antes de enjuagarla con normalidad.

De igual modo, el diario español 20minutos.es se une al team vinagre blanco, indicando que puede ser un perfecto aliado para eliminar las manchas de café.

Solo debemos aplicar un poco de vinagre blanco sobre el tejido y dejar que actúe durante unos minutos. Después, enjuagar con agua y, finalmente, llevar la prenda a la lavadora.

Agua oxigenada

El agua oxigenada es otra opción que nos puede ayudar a salir airosos en la titánica labor de salvar nuestras piezas de color blanco.

Solo debes aplicar el producto sobre la mancha con un paño limpio y déjalo que actúe durante unos diez minutos. Una vez que ha pasado este tiempo, puedes echar la ropa en la lavadora.

Es bien importante, mis queridos coffeelovers, que actuemos mientras la mancha todavía está húmeda.

Aunque, sabemos que a veces esto no es posible, debemos evitar que el café se seque, pues nos resultaría más complicado deshacernos de la mancha.

Agua con gas

Pero, si, por ejemplo, estás en un coffeeshop o un restaurante, y la mancha todavía está húmeda, una alternativa muy útil y sencilla es aplicar agua con gas sobre la mancha de café para que se reblandezcan y se vayan aclarando.

El agua con gas evitará que la mancha se fije en los tejidos y te permitirá eliminarla definitivamente después en la lavadora, de acuerdo con el blog de Flota.

Bicarbonato

El que no podía faltar, mi as bajo la manga. En lo particular, el bicarbonato es mi combatiente y salvador que utilizo para salir airosa en casi todas mis batallas.

Y esta vez, como infinidades de veces, fui por mi pócima mágica.

El bicarbonato es excelente

Luego de utilizar la toalla de papel, con tan solo aplicar una cucharada de bicarbonato sobre la mancha y frotar con agua tibia fue suficiente para remover significativamente el color oscuro y el aroma que dejó el café al derramarse sobre mi mantel blanco. Lo pude salvar…

Bueno, mis queridos coffeelovers, espero que estos trucos caseros para quitar las manchas de café puedan salvar esa pieza que tanto amas, y evitarte un dolor de cabeza.

¡Hasta la próxima colada!